El fallecimiento de Maribel Lara abre la incógnita sobre el 24% que poseía del grupo Planeta | Economía

El fallecimiento de Maribel Lara abre la incógnita sobre el 24% que poseía del grupo Planeta | Economía

El presidente del Grupo Planeta, José Creuheras, durante la rueda de prensa de presentación de la LXXI edición del Premio Planeta de Novela, el año pasado.Toni Albir (EFE)

El pasado 18 de agosto murió a los 81 años Maribel Lara Bosch, y solo se hizo referencia a este fallecimiento en una esquela en La Vanguardia. Nada raro, si no fuera porque se trata de una de las hijas de José Manuel Lara Hernández, el patriarca de la familia y fundador de la editorial Planeta. Maribel Lara era la primogénita y, como su hermana Inés, heredó un 24% del capital del grupo editorial al morir su padre, mientras que sus dos hermanos, José Manuel (fallecido en 2015 y segundo presidente del grupo) y Fernando (fallecido en 1995 en un accidente de tránsito), heredaron un 26% del capital cada uno. Maribel Lara murió sin casarse y sin descendencia, lo cual abre una incógnita sobre en quién recaerá ahora su participación accionarial. De fondo está la disputa soterrada que hay por el poder en un gigante como el grupo Planeta, propietario también de Atresmedia y de La Razón: el actual presidente, José Creuheras, se apoyó hace cinco años en las dos hermanas y en los herederos de Fernando para afianzar su posición y apartar a José Manuel Lara García, el delfín que aspiraba al máximo cargo.

El fallecimiento de Maribel Lara ha tenido lugar en un momento en el que el apoyo a Creuheras es sólido, y en el que quedan ya muy atrás los momentos de tensión vividos hace cinco años. Pero Creuheras tiene 66 años y, aunque su jubilación no está sobre la mesa, se abre la pregunta de si un cambio en las balanzas del accionariado puede tener alguna consecuencia en el proceso de sucesión. Un portavoz del grupo explica que todavía no hay nada definido acerca de la herencia de Maribel Lara, ya que su fallecimiento ocurrió en un mes que no es hábil, y aún tienen que pasar unas semanas o meses para determinar qué pasará con su 24% del capital.

Creuheras, que en dos semanas presidirá la entrega del Premio Planeta en la 72ª edición, es presidente del grupo Planeta y de Atresmedia (controlada también por los Lara e integrada por Antena 3, La Sexta y Onda Cero, entre otros medios de comunicación de radio y televisión) desde febrero de 2015, cuando pese a no ser de la familia Lara, asumió el máximo cargo tras el fallecimiento de José Manuel Lara Bosch. Pero la vinculación de Creuheras con el grupo y con la familia viene de muy atrás. De hecho, se le considera como uno más de la familia y por eso no sorprendió que se hiciese con las riendas de la compañía.

Abogado de profesión, entró en el grupo Planeta en 1984, primero bajo el mando de José Manuel Lara Hernández. Amigo íntimo del hijo menor del patriarca, Fernando, se convirtió en su mano derecha cuando este fue nombrado consejero delegado. Fernando era considerado el sucesor natural, pero su abrupta muerte, a los 38 años, obligó a cambiar los planes, y dio paso a José Manuel Lara Bosch, que impulsó el grupo de comunicación y editorial hasta lograr el tamaño que tiene hoy, y para ello se apoyó también en Creuheras como vicepresidente. A la muerte de Fernando, el abogado se convirtió en el albacea de los hijos de su amigo (Fernando y Patricia). También se hacía cargo del paquete de acciones de Inés Lara y representaba tradicionalmente los intereses de Maribel.

En 2015 Creuheras asumió la presidencia y pasó de una posición de asesor familiar a la de ejecutivo con plenos poderes, apoyado en la confianza de los Lara. El cargo de consejero delegado recayó en José Manuel Lara García, primogénito del presidente recién fallecido. La percepción general era que a los integrantes de esta tercera generación de la familia Lara les hacía falta pasar un tiempo forjándose como directivos antes de asumir el manejo del grupo, y que en ese tiempo Creuheras mantendría la unidad del imperio. Sin embargo, a principios de 2018 el consejero delegado se hartó de esperar y trató, mediante contactos con la cúpula del Partido Popular, preparar su asalto a la presidencia del grupo. Creuheras tenía, si cabe, aún más contactos, y reaccionó rápidamente destituyendo al delfín: en ese momento fue clave el apoyo de los herederos de Fernando, y de las hermanas Inés y Maribel, que optaron por defender al presidente en lugar de a su sobrino.

Una vez sofocada la intentona, el grupo dio ese año entrada en el órgano de gobierno a Fernando Lara Hoces (hijo de Fernando) y a Laura Falcó Lara (hija de Inés), que a partir de entonces representarían directamente sus intereses y no mediante el voto de Creuheras. El presidente siguió representando los intereses de Maribel. En noviembre de 2020, Pablo Lara García sustituyó en el consejo a su hermano defenestrado, y se sitúa como uno de los candidatos a relevar al presidente. La tercera generación está formada por siete personas, y la cuarta, por 11, lo que ha ido diluyendo la participación de cada miembro en el accionariado. Un paquete del 24% como el de Maribel Lara puede ser decisivo.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites