Óscar de Marcos, el emblema del Athletic de Bilbao y los desafíos de ser daltónico en el fútbol profesional

Óscar de Marcos, el emblema del Athletic de Bilbao y los desafíos de ser daltónico en el fútbol profesional

Óscar de Marcos es un emblema del Athletic Club de Bilbao. El lateral derecho de 34 años lleva 15 temporadas en el plantel del club vasco y disputó más de 500 partidos con la camiseta rojiblanca. Aunque la referencia a los colores de la casaca quizás no es la más apropiada para él, puesto que que padece daltonismo, una afección que le ha generado algunas pequeñas complicaciones en su labor profesional, pero con la que ha aprendido a convivir sin grandes dificultades.

Si bien a algunos puede resultarles llamativo un caso como el de De Marcos, no lo es tanto si se tiene en cuenta que alrededor de 330 millones de personas se ven afectadas por esta condición, vinculada con una alteraciones en la forma en que las células de la retina detectan la luz y que genera dificultades para distinguir algunos colores. Se estima que el 8% de los hombres y el 0,5% de las mujeres son daltónicos/as.

Dos de ellos son el futbolista del Athletic y su hermano mayor, Pedro. “Tengo un daltonismo de tonalidades o de intensidades”, contó el jugador en una entrevista publicada en el sitio digital Relevo, en la que también recordó que las primeras señales las había detectado durante la infancia, principalmente cuando realizaba algunas actividades escolares. Aunque fue recién a los 15 años cuando le ocurrió un episodio clave para desentrañar qué le estaba pasando.

Fui con mi hermano a comprarme un jersey blanco. Agarré uno blanco. Y cuando andaba por el pueblo me dijeron: ‘Qué moderno, con un jersey rosa’. Le dije a mi hermano: ‘¿Cómo que rosa?’. Él me dijo: ‘No sé, yo también lo veo blanco‘. Cuando llegamos a casa, mi madre nos confirmó que era rosa. Empezamos a pensar que veíamos mal”, rememoró el hombre nacido en Laguardia, un pueblo con menos de 1.500 habitantes en la provincia de Álava. A partir de ello, él y Pablo se sometieron a estudios que permitieron llegar al diagnóstico.

El Athletic Club adapta su indumentaria de entrenamiento para facilitar la distinción a Óscar de Marcos.

Así como el daltonismo influye en situaciones cotidianas como la compra de una prenda, también impacta en hechos vinculados con la práctica deportiva. Por ejemplo, en la dificultad para distinguir la indumentaria de entrenamiento. “Si los petos (las pecheras) son todos fosforitos (fosforescentes), (no distingo) amarillo fosforito, verde fosforito, naranja fosforito: veo todo fosforito. Si me centro solo en una persona, la miro y miro a otra, sí lo puedo llegar a distinguir. Pero en un juego rápido, me resulta bastante complicado”, explicó De Marcos Y ejemplificó: “El otro día estaba viendo entrenarse al primer equipo femenino y había un equipo de verde y otro de rosa. Al principio, no entendía el juego”.

Igualmente, en el Athletic todos están al corriente desde hace años del daltonismo de lateral. Y el club se encarga de arbitrar los medios para minimizar las dificultades. Por ejemplo, el plantel utiliza para los ejercicios de posesión pecheras blancas y azules, que pueden distinguirse con facilidad. Y en los partidos, cuando el equipo no puede utilizar su casaca rojiblanca habitual, el delegado y los utileros consultan al jugador para saber qué indumentaria alternativa le permite evitar confusiones y luego procuran acordar con los árbitros y con la organización de la Liga de España.

De Marcos contó también un hecho vinculado con el daltonismo que le ocurrió durante un partido que su equipo perdió 3 a 1 con Barcelona en San Mamés en septiembre de 2010. Ese día, el delantero David Villa fue expulsado por golpear al mediocampista Carlos Gurpegui. “En aquella época, yo jugaba de delantero. Hubo una pequeña tangana, (el árbitro) le sacó algo (a Villa) y la gente se puso eufórica. Yo le pregunté a (Gerard) Piqué, que estaba al lado: ‘¿Le ha sacado roja?’. Me dijo: ‘Sí, ¿no ves?’. Y le dije: ‘Pues no, la verdad que no veo nada, soy daltónico’”, rememoró.

El danés Thomas Delaney también es daltónico. Foto: Liselotte Sabroe / EFE / EPA.El danés Thomas Delaney también es daltónico. Foto: Liselotte Sabroe / EFE / EPA.

“Hay mucha gente que tiene este problema, pero se solventa bastante sencillo. Nos hemos buscado la vida para que no sea un problema”, aseguró el veterano jugador del Athletic, quien no es el único futbolista que ha hecho público su daltonismo: durante el Mundial de Rusia 2018, lo hizo Thomas Delaney, mediocampista del seleccionado de Dinamarca.

Una semana antes del inicio de la Copa del Mundo, el combinado danés había disputado un amistoso contra México en Copenhague. Ese día, ambos equipos jugaron con sus camisetas titulares y con pantalones blancos. Tras el encuentro, un simpatizante danés había hecho saber su frustración por su dificultad para diferenciar las indumentarias (el rojo y el verde son dos de los colores que generan problemas más frecuentemente a los daltónicos).

Las indumentarias de Suiza y Camerún, en el partido que disputaron en Qatar 2022, generó dificultades a quienes padecen daltonismo. Foto: Carl Recine / Reuters.Las indumentarias de Suiza y Camerún, en el partido que disputaron en Qatar 2022, generó dificultades a quienes padecen daltonismo. Foto: Carl Recine / Reuters.

Al conocer esa situación, Delaney contó que padecía esa afección y reveló que él también había tenido serias complicaciones para distinguir quiénes eran compañeros y quiénes eran rivales en ese duelo. “Es difícil de describir. Es como ver diferentes tonalidades del mismo color. Habitualmente jugamos con pantalones diferentes, pero en ese partido ambos eran blancos, lo que lo complicó más aun”, explicó.

Una situación similar se produjo hace apenas unos meses, durante el Mundial de Qatar: el partido entre Camerún y Suiza, por la primera fecha del grupo G, resultó un incordio, nuevamente por la combinación de uniformes verdes y rojos. Ello sucedió pese a que la normativa de la FIFA establece que se deben tener en cuenta, al momento de elegir las indumentarias, las dificultades que pueden generar en las personas daltónicas.

Para evitar estos problemas, la Football League inglesa, que organiza los torneos de segunda, tercera y cuarta división de ese país, actualizó hace un año su código de indumentaria para permitir que los equipos locales puedan vestir camisetas alternativas si ello facilita a quienes padecen daltonismo la distinción con los rivales. Hasta entonces, los locales debían emplear siempre su primera indumentaria, salvo excepciones (camisetas conmemorativas o relacionadas con acciones solidarias).

Óscar de Marcos y jugar al fútbol «en otros colores»